El tesoro del escriba
(Libro del participante);


La Casa de la Biblia

Verbo Divino

“¿Entendéis todo esto? Le dijeron: Sí. Y él les dijo: Por eso todo escriba que se ha hecho discípulo del reino de los cielos es semejante al padre de familia, que saca de su tesoro lo nuevo y lo viejo” (Mt 13,51-52);. Con este breve diálogo concluye la enseñanza de Jesús a sus discípulos por medio de parábolas. El título de este libro está inspirado en él, porque refleja muy bien la forma en que Mateo compuso su evangelio. Se sirvió de lo viejo, es decir, de las antiguas Escrituras de Israel que hoy conocemos como Antiguo Testamento; pero sobre todo supo sacar lo nuevo, es decir, las tradiciones que había recibido sobre Jesús. Con este título hemos querido reflejar también lo que es para nosotros la Palabra de Dios: un tesoro inagotable del que sabiamente hemos de ir sacando lo que en cada momento se necesita.

El evangelio de Mateo tiene su propia personalidad. No es extraño que su autor emprendiera la tarea de componer otro evangelio cuando las comunidades ya tenían el de Marcos. Tal vez le moviera a ello el hecho de que Marcos no había incluido en su evangelio importantes tradiciones sobre Jesús, principalmente de sus dichos y parábolas. Además la situación de la comunidad de Mateo era diferente, y probablemente no les resultaba fácil encontrar orientación en el evangelio de Marcos. En todo caso, Mateo elaboró una obra ordenada y bien estructurada, en la que se intercalan las palabras y las acciones de Jesús; una obra con especial sensibilidad para la situación que estaba viviendo su comunidad.

A lo largo de las diversas sesiones iremos descubriendo cuál era esta situación y cuáles fueron las orientaciones que les dio Mateo. Por ahora será suficiente con saber que su situación no era fácil, pues vivían en un ambiente adverso que les planteaba muchas preguntas. En esto se parece un poco aquella experiencia a la nuestra, y eso hace que la lectura de este evangelio pueda resultarnos interesante e iluminadora. Con esa intención se la proponemos a los grupos que decidan emprender el camino.
 
© La Casa de la Biblia. Todos los derechos reservados