Un mundo sin llanto ni dolor
(Libro del animador);


La Casa de la Biblia

Verbo Divino

El Apocalipsis es uno de los libros más enigmáticos y complejos de toda la Biblia. Fue escrito hace muchos años para las comunidades cristianas de Asia Menor, pero con el paso del tiempo la situación en que nació se nos ha ido haciendo cada vez más lejana, y su mensaje ha ido perdiendo la nitidez que tuvo para sus primeros destinatarios. Y sin embargo es un libro de tremenda actualidad. El cine y la literatura siguen utilizando sus atrevidos símbolos e imágenes.

El Apocalipsis se dirige a comunidades cristianas que vivían en una enorme tensión con el mundo que las rodeaba. La cultura dominante proponía a aquellos cristianos una inserción en el mundo renunciando a lo central de su fe: el señorío de Jesucristo sobre sus vidas. Uno de los propósitos de este libro fue ayudarles a mantenerse firmes en la fe, a no pactar con un mundo injusto y cruel, y a seguir reconociendo el único señorío de Jesucristo, que libera al hombre de toda esclavitud.

En medio de las tensiones que vivían, el Apocalipsis quiso ofrecerles un mensaje de esperanza, afirmando el dominio de Dios sobre la historia y confesando a Jesucristo como Señor de los reyes de la tierra, Principio y Fin de todas las cosas. Esta visión de Dios como el Señor de la historia, que hace posible la esperanza, y que abre un futuro nuevo a la humanidad y a toda la creación, es igualmente liberadora para los cristianos de hoy.
 
© La Casa de la Biblia. Todos los derechos reservados